Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes

Ordenado hace 23 días, será sacerdote por la eternidadFue sacerdote solo por 23 días, desde el pasado Jueves Santo, pero lo será para la eternidad, porque así es como el sacramento del Orden configura al hombre para siempre con Cristo Sacerdote, que se ofrece como sacrificio.

El sacerdote africano Livinus Esomchi Nnamani, de 31 años, partió hacia el encuentro con el Buen Dios, sereno y en compañía de su comunidad. Hace una década había ingresado en la comunidad religiosa de la Mater Dei en la ciudad de Owerri, Nigeria, para comenzar su formación religiosa. Después de su primera profesión le diagnosticaron leucemia, pero eso no detuvo su itinerario formativo, que en 2019 lo llevó a Roma. Mantuvo una lucha muy fuerte con la enfermedad, que ya hace algunos meses lo había llevado a ser hospitalizado en el Presidio Sanitario Medica Group Casilino.

¿Por qué nos dejaste, Pedro querido?Ayer falleció un conocido sacerdote de Buenos Aires, Pedro Velasco Suárez. Es una víctima más de este maldito virus, la Covid-19. Ayer asistí a su velorio, en el colegio del Buen Consejo, del que era el capellán. El féretro se depositó en el patio del colegio, para mantener el distanciamiento social y gracias a que en estos días, de principios del otoño austral, el tiempo es excelente. La Misa la presidió el Cardenal Poli de Buenos Aires. Al final se leyó el mensaje que el Papa Francisco envió por la mañana, cuando le dieron la noticia, al Vicario regional del Opus Dei en Argentina, Prelatura en la que Pedro estaba incardinado. El mismo Romano Pontífice le llamó al hospital hace un mes, cuando estaba recién internado, pues siendo Arzobispo de Buenos Aires fue varias veces a su colegio y apreciaba mucho su labor entre las barriadas más humildes de la capital argentina, las tristemente famosas Villas miserias. Muchas de las alumnas del colegio proceden de la cercana Villa 21-24.

Eras aún joven, tu trabajo pastoral era fecundísimo, todos te querían. ¿Por qué Dios quiso que te fueras? No lo sé, no tengo respuesta. Soy hombre de fe, por lo que me viene a la cabeza la respuesta del Señor a Marta, cuando le preguntó algo parecido por la muerte de su hermano Lazaro: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá» (Jn 11, 25).

Discurso del Santo Padre Francisco
a los participantes en el curso sobre el fuero interno,
organizado por la Penitenciaría Apostólica

Aula Pablo VI
Viernes, 12 de marzo de 2021

Queridos hermanos, ¡buenos días!

El cardenal —le agradezco sus palabras— insistió en San José. Durante meses [me decía]: “Escriba algo sobre San José, escriba algo sobre San José”. Y la Carta sobre San José es, en gran parte, obra suya. Y así, gracias...

Me disculpo por estar sentado, pero pensé: ellos están sentados, yo también... No debería estarlo, pero después del viaje mis piernas todavía se hacen notar. Disculpadme.

Mensaje del Santo Padre Francisco
para la 58 Jornada mundial
de oración por las vocaciones

San José: el sueño de la vocación

Queridos hermanos y hermanas:

El pasado 8 de diciembre, con motivo del 150.º aniversario de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia universal, comenzó el Año dedicado especialmente a él (cf. Decreto de la Penitenciaría Apostólica, 8 de diciembre de 2020). Por mi parte, escribí la Carta apostólica Patris corde para «que crezca el amor a este gran santo». Se trata, en efecto, de una figura extraordinaria, y al mismo tiempo «tan cercana a nuestra condición humana». San José no impactaba, tampoco poseía carismas particulares ni aparecía importante a la vista de los demás. No era famoso y tampoco se hacía notar, los Evangelios no recogen ni una sola palabra suya. Sin embargo, con su vida ordinaria, realizó algo extraordinario a los ojos de Dios.

Video destacado

Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes  Avisos legales