Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes

Encuentro con los obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados,
seminaristas y agentes pastorales

Discurso del Santo Padre Francisco

Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Nursultán)
Jueves, 15 de septiembre de 2022

Queridos hermanos obispos, sacerdotes y diáconos,
queridos consagrados y consagradas,
seminaristas y agentes de pastoral,
¡buenos días!

Estoy contento de estar aquí entre ustedes, de saludar a la Conferencia Episcopal de Asia Central y de encontrar una Iglesia compuesta por tantos rostros, historias y tradiciones diferentes, todas unidas por la única fe en Cristo Jesús. Agradezco las palabras de Mons. Mumbiela Sierra, que en el saludo comentó: «La mayor parte de nosotros somos extranjeros»; es verdad, porque ustedes provienen de lugares y países diferentes, sin embargo, la belleza de la Iglesia es ésta, que somos una sola familia, en la cual nadie es extranjero. Lo repito: ninguno es extranjero en la Iglesia, ¡somos un solo Pueblo santo de Dios enriquecido por muchos pueblos! Y la fuerza de nuestro pueblo sacerdotal y santo está justamente en hacer de la diversidad una riqueza compartiendo lo que somos y lo que tenemos: nuestra pequeñez se multiplica si la compartimos.

Mensaje del Santo Padre Francisco
a los obispos, sacerdotes y diáconos
a las personas consagradas y a los fieles laicos
en el 50º aniversario
de la Carta Apostólica
en forma de «Motu Proprio»
Ministeria Quaedam
de san Pablo VI

1. El quincuagésimo aniversario de la Carta Apostólica en forma de «Motu Proprio» Ministeria quaedam de San Pablo VI [AAS 64 (1972) 529-534], nos ofrece la oportunidad de reflexionar de nuevo sobre el tema de los ministerios. En el contexto fructífero, pero no exento de tensiones, que siguió al Concilio Vaticano II, este documento ofreció a la Iglesia una significativa reflexión que no solo dio lugar a la renovación de la disciplina relativa a la primera tonsura, las órdenes menores y el subdiaconado en la Iglesia latina -como se indica en el título- sino que ofreció a la Iglesia una importante perspectiva que tuvo la fuerza de inspirar ulteriores desarrollos.

Vísperas con los Obispos,sacerdotes, diáconos, consagrados,
seminaristas y agentes pastorales

Homilía del Santo Padre

Catedral de Notre-Dame de Quebec
Jueves, 28 de julio de 2022

Queridos hermanos obispos, queridos sacerdotes y diáconos, consagradas, consagrados, seminaristas y agentes pastorales: ¡Buenas tardes!

Agradezco a Monseñor Poisson las palabras de bienvenida que me ha dirigido, los saludo a todos ustedes, especialmente a los que tuvieron que recorrer un camino largo para poder llegar, ¡las distancias en vuestro país son realmente enormes! Por eso, ¡gracias! Estoy contento de encontrarme con ustedes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis atacaron de manera despiadada a los católicos porque veían a la Iglesia Católica como un serio obstáculo, especialmente tras la condena del Papa Pío XI al nacional-socialismo en la encíclica Mit Brennender Sorge del 14 de marzo de 1936.

Karl Leisner nació el 28 de febrero de 1915 en Rees (hoy en el Estado de Renania del Norte-Westfalia, en Alemania), y vivió casi toda su vida en Cléveris, en el mismo Estado. En su familia recibió una buena formación católica, y fue un buen estudiante. En su ciudad fue uno de los promotores de la asociación cristiana de jóvenes Saint-Wernery. A partir de entonces, comienza unas actividades propias de la edad: salidas en bicicleta, acampadas, fuegos de campamento, y todo ello en un ambiente lleno de valores cristianos.

Discurso a los miembros de la Dirección de la Revista Teológica Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días y bienvenidos!

Os doy la bienvenida con motivo del 150 aniversario de la revista La Scuola Cattolica, expresión del Seminario Archidiocesano de Milán. Os saludo a vosotros, superiores y formadores y, a través de vosotros, también a los alumnos y empleados del Seminario, así como a los redactores y colaboradores de la revista. Agradezco al Rector las palabras que me ha dirigido.

Este aniversario nos invita a interrogarnos sobre la tarea a la que está llamada una escuela de teología hoy y, en particular, el papel de una revista como la suya. Me gusta imaginar que esta revista es un poco como un escaparate, donde un artesano muestra su trabajo y uno puede admirar su creatividad. Lo que ha madurado en los talleres de las aulas académicas, en el paciente ejercicio de la investigación y la reflexión, de la confrontación y el diálogo, merece ser compartido y puesto al alcance de los demás. A la luz de esta premisa, me gustaría decirles tres cosas que considero importantes.

Video destacado

Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes  Avisos legales