Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes

Más de 50 sacerdotes muertos en Italia por coronavirusLa epidemia de coronavirus COVID-19 sigue causando estragos entre el clero italiano, sobre todo en las diócesis del norte de Italia.

Según datos facilitados al periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, Avvenire, la cifra asciende ya a más de 50 sacerdotes fallecidos por causa del coronavirus en 20 días. La mayoría de ellos son sacerdotes mayores de 70 años. Desde el viernes 20 de marzo han fallecido 10 sacerdotes.

Nicolás Steno nació en 1638 en Stenon, cerca de Copenhague (Dinamarca), hijo de un pastor luterano. Su nombre era Niels Stensen, aunque siguiendo la costumbre de la época en ambientes académicos, latinizó su nombre: Nicolaus Stenonis.

Su infancia fue la de un niño enfermizo, aislado de los otros niños, que pasó gran parte de su tiempo escuchando las discusiones religiosas de los mayores. Tras unos años de educación clásica dirigida por el poeta y latinista Ole Borch, a los dieciocho años Steno entró en la Universidad de Copenhague para estudiar Medicina. Unos pocos meses después, Dinamarca estaba en guerra y la capital danesa fue sitiada por el ejército sueco, por lo que sus estudios se desarrollaron de forma errática.

Penitenciaría Apostólica

Decreto

Se concede el don de Indulgencias especiales a los fieles que sufren la enfermedad de Covid-19, comúnmente conocida como Coronavirus, así como a los trabajadores de la salud, a los familiares y a todos aquellos que, en cualquier calidad, los cuidan.

“Con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración”(Rom 12:12). Las palabras escritas por San Pablo a la Iglesia de Roma resuenan a lo largo de toda la historia de la Iglesia y orientan el juicio de los fieles ante cada sufrimiento, enfermedad y calamidad.

Yo estoy con vosotros todos los días”(Mt 28,20)

La gravedad de las circunstancias actuales exige una reflexión sobre la urgencia y la centralidad del Sacramento de la Reconciliación, junto con algunas aclaraciones necesarias, tanto para los fieles laicos como para los ministros llamados a celebrar el Sacramento.

También en la época de Covid-19, el Sacramento de la Reconciliación se administra de acuerdo con el derecho canónico universal y según lo dispuesto en el Ordo Paenitentiae.

Estoy persuadido de que ninguno de nosotros va a olvidar esta Cuaresma, aunque es tan extraña que no parece que estemos en unas fechas tan importantes para la vida de un católico y a veces hay que recordar: ¡que estamos en Cuaresma!

En primer lugar, pido a Dios que todos los que leamos esta nota pasemos esta pandemia sin contagio. Si Dios nos concede este don, dentro de unos años podremos decir a quienes vengan detrás: yo sobreviví al Coronavirus.

Artículos relacionados

Video destacado

Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes  Avisos legales