Timber by EMSIEN 3 Ltd BG

Vida Sacerdotal - La vida espiritual de los sacerdotes

El Curso de retiro -o Ejercicios Espirituales, de acuerdo con otra terminología- es una práctica espiritual muy recomendada para los sacerdotes.

El Curso de retiro para sacerdotes y el magisterio reciente

He aquí una cita del magisterio pontificio reciente:

“Están asimismo los encuentros de espiritualidad sacerdotal, como los Ejercicios espirituales, los días de retiro o de espiritualidad. Son ocasión para un crecimiento espiritual y pastoral; para una oración más prolongada y tranquila; para una vuelta a las raíces de la identidad sacerdotal; para encontrar nuevas motivaciones para la fidelidad y la acción pastoral.” (Juan Pablo II, Exhortación Apostólica Pastores dabo vobis, 25 de marzo de 1992, nº 80).

También la Congregación para el Clero ha dado indicaciones prácticas:

“Como demuestra la larga experiencia espiritual de la Iglesia, los Retiros y los Ejercicios Espirituales son un instrumento idóneo y eficaz para una adecuada formación permanente del clero. Ellos conservan hoy también toda su necesidad y actualidad. Contra una praxis, que tiende a vaciar al hombre de todo lo que sea interioridad, el sacerdote debe encontrar a Dios y a sí mismo haciendo un reposo espiritual para sumergirse en la meditación y en la oración.

Por este motivo la legislación canónica establece que los clérigos: "están llamados a participar de los retiros espirituales, según las disposiciones del derecho particular". Los dos modos más usuales, que podrían ser prescritos por el Obispo en la propia diócesis son: el retiro espiritual de un día -de ser posible mensual- y los Ejercicios Espirituales anuales.

Es muy oportuno que el Obispo programe y organice los Retiros y los Ejercicios Espirituales de modo que cada sacerdote tenga la posibilidad de elegirlos entre los que normalmente se hacen, en la Diócesis o fuera de ella, dados por sacerdotes ejemplares o por Institutos religiosos especialmente experimentados por su mismo carisma en la formación espiritual, o en monasterios (...).

En todo caso, es necesario que los retiros y especialmente los Ejercicios Espirituales anuales sean vividos como tiempos de oración y no como cursos de actualización teológico-pastoral”. (Congregación para el Clero, Directorio para el ministerio y vida de los presbíteros, 31 de enero de 1994, nº 85).

Esquema de un curso de retiro en cuatro días completos

Para facilitar la tarea del predicador del Curso de retiro, se ofrece un esquema de un Curso de retiro en cuatro días. Se ha pensado en un Curso de retiro con cuatro Meditaciones o Pláticas, que se pueden dar en la capilla u oratorio, y una charla que se puede tener en una salita o en otro contexto. Los temas que se han escogido para las Meditaciones sirven más para que el sacerdote predicador ayude a los asistentes a hacer un rato de oración. Las charlas, por su parte, tienen un contenido más expositivo o doctrinal.

Se ha pensado en cuatro días completos. A estas Meditaciones se pueden añadir una Meditación introductoria, la tarde del día en que se llega, y otra Meditación de conclusión, la mañana del último día en que los asistentes se vuelven.

Este es el esquema:

Día 1º:

Afán de santidad
Vocación
Filiación divina
Vida de oración
Charla: Unión con el Papa y con el Odinario

Día 2º:

Trato con el Señor
Postrimerías
Templanza
Pobreza cristiana
Charla: Castidad y celibato

Día 3º:

Humildad
Vida de trabajo
Formación
Apostolado
Charla: Confesión: frecuencia de la confesión propia, y modo de confesar

Día 4º:

Fraternidad sacerdotal
Vida eucarística
Amor a la Cruz
La Virgen María, Madre de los sacerdotes
Charla: piedad litúrgica

Puede descargar un examen para el Curso de retiro para sacerdotes, concordado con el esquema arriba indicado.

Busque en este sitio

Recomienda este artículo

Hazte fan

Libro recomendado

¿Nos casamos o nos vamos a vivir juntos?