Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes

El Papa establece que los futuros diplomáticos de la Santa Sede vivan un año de misiónLo había preanunciado en su discurso final en el Sínodo sobre la Amazonia, y ahora esa indicación se concretiza. El Papa Francisco ha escrito a Monseñor Joseph Marino, el nuevo Presidente de la Academia Pontificia Eclesiástica –la escuela para la formación del personal diplomático de la Santa Sede– pidiendo que se incluya en el plan de estudios un año de misión en una Iglesia local. La Carta del Pontífice está fechada el 11 de febrero. Francisco recuerda "el deseo de que los sacerdotes que se preparan para el Servicio diplomático de la Santa Sede dediquen un año de su formación al compromiso misionero en una diócesis".

"Estoy convencido –añade– que tal experiencia podrá ser útil para todos los jóvenes que se preparan o comienzan el servicio sacerdotal, pero de manera particular para aquellos que en el futuro serán llamados a colaborar con los Representantes Pontificios y, posteriormente, podrán convertirse a su vez en Enviados de la Santa Sede a las naciones y las Iglesias particulares".

Alzacuellos y sotanaDe un tiempo a esta parte cada vez que veo a una monja o a un cura por la calle me paro a saludarlos y a agradecerles su labor. Las monjas sonríen abiertamente y te dan las gracias, los curas son más de asentir. La semana pasada vi a uno de la old school con sotana y alzacuellos cerca de la catedral, me corté un poco ante tanta solemnidad pensando que quizá fuera el obispo o alguien de un poco más arriba que un cura de barrio, no le vi solideo ni cordones ni nada de violeta y allí me acerqué, maletín en mano y con la corbata floja de vuelta del juzgado, «buenos días, padre, y muchas gracias por su labor y por hacerla tan visible, ya no se ven curas como usted y es una pena» el hombre me miró y miró su reloj «tienes tiempo para una café» me preguntó, «Claro que sí».

Y allí nos fuimos a las terrazas de la plaza de la Paz entre amas de casa que salían del mercado, jubiletas y cargos de confianza del ayuntamiento que pasaban la mañana al sol del invierno. «Yo nunca llevaba sotana, de hecho no llevaba ni alzacuellos, yo era una persona que era cura como podría haber sido abogado como tú o bombero o cualquier otra cosa, pero resulta que era cura».

Reproducimos una conferencia de Mons. Javier Echevarría, Obispo prelado del Opus Dei, pronunciada en 2009, con motivo del aniversario de la ordenación sacerdotal de San Josemaría Escrivá de Balaguer (28 de marzo de 1925).

Sumario
1. «Todos los sacerdotes somos Cristo». Eucaristía e identificación con Cristo.
2. «Yo le presto al Señor mi voz». Familiaridad con la Palabra y disponibilidad para las almas.
3. «Yo le presto al Señor mis manos». Amor a la liturgia y obediencia a la Iglesia.
4. «Yo le presto al Señor mi cuerpo y mi alma: le doy todo». Sacerdote cien por cien.

Hacer presente a Dios en todas las actividades humanas es el gran desafío de los cristianos en un mundo secularizado, y es la tarea que San Josemaría recordó a miles de personas –sacerdotes y laicos– durante su vida. Su mensaje puede resumirse en pocas palabras: santidad personal en medio del mundo.

Ladislao (en polaco: Wladislaw) Bukowinski nació el 22 de diciembre de 1904 en Berdichev, ciudad que entonces pertenecía a la Ucrania del Imperio ruso, y era étnicamente polaco. Su localidad fue territorio polaco después de la I Guerra Mundial. El lugar tenía mucha población de origen judío, además de rusos, polacos y ucranianos, y protagoniza el relato “En la ciudad de Berdichev”, del popular escritor Vasili Grossman, que inspiró la película La Comisaria de Aleksandr Askoldov.

Siendo él adolescente, y habiendo ya muerto su madre, la familia huyó de Berdichev escapando de la invasión bolchevique de 1918. Se establecieron en un pueblecito entre Cracovia y Lublin llamado Swiecica. Participaba en círculos estudiantiles de apoyo a jóvenes refugiados llegados de Polonia oriental.

Ofrecemos la conferencia del Beato Alvaro del Portillo, Prelado del Opus Dei, Gran Canciller de la Universidad de Navarra, el 19 de abril de 1990, en la clausura del XI Simposio Internacional organizado por la Facultad de Teología de esa universidad (1990). La versión que ofrecemos procede de la página oficial de la Congregación para el Clero.

Bajo el título Sacerdotes para una nueva evangelización, las presentes consideraciones hacen directa referencia a la nueva empresa evangelizadora —nueva y a la vez vieja, porque comenzó en Cristo hace veinte siglos— que los tiempos reclaman y a la que el Santo Padre Juan Pablo II nos impulsa1. Tenemos todos bien patente que el Concilio Vaticano II asoció a la causa de la renovación de la Iglesia toda su enseñanza, y en particular los Decretos sobre el ministerio y la vida de los presbíteros, y sobre la formación sacerdotal2.

Video destacado

Vida Sacerdotal - Información para sacerdotes  Avisos legales