Timber by EMSIEN 3 Ltd BG

Vida Sacerdotal - Noticias del mundo

Benedicto XVI ha invitado a los sacerdotes a anunciar a Cristo en el mundo digital, asegurándoles que en este contexto se encuentran al inicio de una "nueva historia".

Es la propuesta que realiza en el mensaje que ha escrito para la próxima Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 16 de mayo de 2010, hecho público el 24 de enero, que lleva por tema "El sacerdote y la pastoral en el mundo digital: los nuevos medios al servicio de la Palabra", presentado este sábado a la prensa.

El Papa ha escogido este tema en el año sacerdotal para mostrar cómo la comunicación en el mundo digital ofrece al sacerdote "nuevas posibilidades de realizar su particular servicio a la Palabra y de la Palabra".

El inicio de una "nueva historia"

Manos orando. Grabado de Alberto Durero.Según el Romano Pontífice, en el actual contexto mundial "el sacerdote se encuentra como al inicio de una 'nueva historia', porque en la medida en que estas nuevas tecnologías susciten relaciones cada vez más intensas, y cuanto más se amplíen las fronteras del mundo digital, tanto más se verá llamado a ocuparse pastoralmente de este campo, multiplicando su esfuerzo para poner dichos medios al servicio de la Palabra".

El Papa pide a los presbíteros "la capacidad de participar en el mundo digital en constante fidelidad al mensaje del Evangelio, para ejercer su papel de animadores de comunidades que se expresan cada vez más a través de las muchas 'voces' surgidas en el mundo digital".

En particular, les invita a "anunciar el Evangelio valiéndose no sólo de los medios tradicionales, sino también de los que aporta la nueva generación de medios audiovisuales (foto, vídeo, animaciones, blogs, sitios web), ocasiones inéditas de diálogo e instrumentos útiles para la evangelización y la catequesis".

"El sacerdote podrá dar a conocer la vida de la Iglesia mediante estos modernos medios de comunicación, y ayudar a las personas de hoy a descubrir el rostro de Cristo --indica--. Para ello, ha de unir el uso oportuno y competente de tales medios - adquirido también en el período de formación - con una sólida preparación teológica y una honda espiritualidad sacerdotal, alimentada por su constante diálogo con el Señor".

Hacer que Dios sea actual

El sacerdote no es un profesional de la comunicación, afirma el Papa, "en el contacto con el mundo digital, el presbítero debe trasparentar, más que la mano de un simple usuario de los medios, su corazón de consagrado que da alma no sólo al compromiso pastoral que le es propio, sino al continuo flujo comunicativo de la 'red'".

El Papa propone, por tanto, "una pastoral que haga vivo y actual a Dios en la realidad de hoy", presentando "la sabiduría religiosa del pasado como una riqueza a la que recurrir para vivir dignamente el hoy y construir adecuadamente el futuro".

En respuesta a los periodistas, el arzobispo Claudio Maria Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, explicó que con su mensaje el Papa no está diciendo a los sacerdotes que abandonen las parroquias para dedicar todo su tiempo a Internet.

"Yo creo mucho en la pastoral de la parroquia -aclaró el prelado italiano-. Pero creo que puede darse una pastoral parroquial 'digital'. Una persona con la que se mantiene un encuentro virtual debe encontrar después una auténtica comunidad, que lo acoge, con la cual caminar".

Como ejemplo, monseñor Celli citó el de un párroco de Madrid, que tiene un sitio interactivo, gracias al cual puede estar en contacto con un numero de personas superior al que visita su parroquia. Pero ese contacto virtual sirve después para promover un acercamiento a la Iglesia y en particular a su parroquia.

"Creo que la cuestión no está sólo en abrir una página web. El tema es más profundo. Nace ante todo del corazón. De un corazón enamorado nacen las diferentes formas de comunicación", concluyó monseñor Celli al explicar el sentido del mensaje del Papa.

Video destacado

Busque en este sitio

Recomienda este artículo

Hazte fan

Libro recomendado

¿Nos casamos o nos vamos a vivir juntos?